Celavista: “Trabajamos por el retraso de la edad biológica de los tejidos y de enfermedades degenerativas asociadas a la edad”

Con sede en Leioa, Celavista Mitobiogenesis lleva más de 25 años dedicada a la investigación en ciencias biomédicas con el envejecimiento saludable como clave. Nació como tal en 2004, en Barcelona, “heredando el know-how de Micromed Laboratorios (1992) y la propiedad intelectual de Celavista Pharmaceuticals (2008)”, cuenta Jose M. Cela, CEO de la empresa, que opera en Euskadi desde 2016.  

Celavista se posiciona como líder en el desarrollo de productos punteros con procedimientos propios para la elaboración de complejos moleculares “mucho más precisos y seguros. La naturaleza responde de forma inteligente a los retos que encuentra en su evolución. Con ese mismo enfoque y creatividad abordamos los problemas de salud y nutrición de las personas”, cuenta Cela.  

Según el CEO, la empresa ha creado un alto valor científico, agroalimentario, biomédico y tecnológico: “Ha ido acumulando tecnología, know-how y patentes con registros en más de 60 países. Ha ido desarrollando métodos, formulaciones y equipos con tecnología para el retraso y reversión de la edad biológica de los tejidos y de enfermedades degenerativas asociadas a la edad».   

Para ello, Celavista basa su actividad en tres principales líneas. En primer lugar, el desarrollo avanzado de antibióticos y antiinfecciosos “potentes y eficientes tanto para las personas en el tratamiento de enfermedades no mortales como para el planeta, permitiendo un control en función de las necesidades específicas sin alterar la naturaleza, produciendo un gran impacto en la salud humana y en numerosas industrias actuales e innovadoras”.  

En segundo lugar, Celavista ha desarrollado un medicamento huérfano (aquellos que están destinados a tratar las enfermedades raras). En concreto, buscará tratar la principal causa de ceguera hereditaria, y se encuentra en fase avanzada (fase III) (Retriacyl).  

Por último, Celavista se centra en el desarrollo de nuevos conocimientos y procesos químicos y tecnológicos de regulación de CO2 atmosférico y de océanos “con una eficacia superior a la fijación biológica (bosques-selvas-algas-plantas) del planeta además de un gran impacto en la salud humana y en numerosas industrias actuales además de innovadoras”.   

Además, “en el año 2024 se iniciarán terapias avanzadas para el tratamiento de enfermedades genéticas y condiciones epigenéticas del envejecimiento humano”, avanza el CEO de la empresa. 

Celavista, dentro de su labor de investigación, cuenta con un proyecto Hazitek que desarrolló su spinoff Naturemimetix entre mayo y diciembre de 2021. Bajo el nombre EPITIX-P, se centró en el desarrollo de biomateriales epimiméticos y bioingeniería de superficies para aplicación industrial y contó con una subvención de 19.038,63 €.  

Varios hitos en su historia

Celavista, en 1995, descubrió por primera vez el papel del ácido fitánico, el DHA y su derivado DNP1, “el factor de neuroprotección más activo”, que aumentaba muy significativamente la supervivencia de neuronas. Desarrolló un producto de alta pureza, actividad y seguridad “que actualmente no ha sido superado”, a través de derivados del ácido graso DHA (Omega 3), obtenido a partir de métodos innovadores de separación física sin disolventes ni reacciones químicas patentados por la empresa, que está registrado como medicamento en fase avanzada en la EMA (2006) y FDA (2011) con estudios clínicos durante casi 20 años.   

El CEO también destaca el papel de la empresa como pionera en lipidómica: «Hemos rediseñado el papel de todos los ácidos grasos y su impacto en la toxicidad humana a través de la alimentación”. Además, Celavista ha desarrollado varios métodos de separación de ácidos grasos procedentes de las grasas de forma selectiva en alimentos y fármacos del ácido fitánico, “un tóxico y el mayor pro-oxidante alimentario, muy presente en nuestra alimentación y con gran impacto en la salud humana. Se acumula con la edad y es un factor clave en la aparición de enfermedades neurodegenerativas y cardiovasculares”. Por último, Cela afirma que Celavista ha generado el primer ‘no antibiótico’ que cura y erradica las infecciones de orina y sus causas de cualquier origen. 

 El Grupo SPRI impulsa la I+D de las empresas vascas con herramientas, activos, ayudas, grupos de trabajo y alianzas con el fin de potenciar la investigación y generar nuevas tecnologías. Consulta los programas de ayuda a la I+D como Elkartek, Emaitek o Hazitek.   

Noticia ofrecida por la SPRI