Euskadi comenzará en septiembre a aplicar las medidas del Plan de Contingencia Energética que busca dar respuesta inmediata a la alerta declarada en Europa

La consejera Arantxa Tapia, en el centro, junto a altos cargos de su departamento.

  • Las instituciones analizarán durante el mes de agosto las medidas propuestas y en septiembre se aprobará el documento definitivo, para su inmediata aplicación.
  • Los ayuntamientos contarán con el soporte técnico, las herramientas y la financiación para poder llevar a cabo las acciones necesarias

La consejera de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, Arantxa Tapia, ha reunido esta mañana al Grupo Institucional de Sostenibilidad Energética, en el que están representados todos los departamentos del Gobierno Vasco, las diputaciones forales y EUDEL.

El objetivo es avanzar en el Plan de Contingencia Energética y responder a la alerta declarada en Europa. Aunque en Euskadi no se prevén limitaciones de suministro de gas de cara al próximo otoño/invierno, esta realidad impactará, como poco, en el incremento del coste de este recurso en particular, así como en el incremento del precio de la energía en general.

Los principios de solidaridad y responsabilidad asumidos por el Gobierno Vasco se han trasladado a los 3 pilares que sustentan el Plan de Contingencia energética: la administración pública, la industria y la ciudadanía.

Euskadi dispone de la Ley de Sostenibilidad Energética del año 2019 que marca una guía cuyo cumplimiento estamos obligados a acelerar, compartiendo y contrastando desde este momento una estrategia conjunta y los compromisos a llevar a cabo. La administración debe liderar de forma ejemplarizante y es necesario que desde todos los ámbitos se tomen medidas de manera acordada y conjunta.

Medidas propuestas en el borrador del Plan de Contingencia

El borrador presentado hoy recoge medidas y acciones que las Administraciones Públicas podrían comenzar a aplicar de inmediato. En cualquier caso, se ha acordado trabajar esta propuesta durante el mes de agosto, recoger aportaciones y aprobar e implantar las medidas en septiembre, sin perjuicio de que se puedan implementar desde agosto algunos mecanismos de ahorro energético.

La propuesta, recoge medidas que afectan a la calefacción en edificios públicos, termostato y confort, iluminación, aparatos eléctricos, agua y residuos, aislamiento, control de consumos, fotovoltaica o movilidad sostenible.

El Gobierno Vasco reforzará acciones divulgativas de sensibilización con el objetivo de que el conjunto de la administración, las empresas y la ciudadanía se adhieran a esta actitud de cambio de hábitos para lo que comparte dos ejemplos cuya eficacia hablan por sí solos:

  • En climatización, por cada grado que incrementamos la calefacción en invierno aumenta innecesariamente el consumo energético en un 7%
  • En lo que respecta a la gestión de residuos, cada tonelada de papel que se recicla evita que se corten 14 árboles, se consuman 50.000 litros de agua y más de 300 kg de petróleo.

Apoyo a las entidades locales

Conocedores de las dificultades que algunos ayuntamientos tienen para hacer ejecutar las medidas propuestas, el Departamento de Desarrollo Económico, Sostenibilidad y Medio Ambiente, a través del Ente Vasco de la Energía e Ihobe, y junto con Lanbide y la colaboración de Novia Salcedo, ha puesto en marcha un programa de apoyo técnico específico para abordar la transición energética y climática.

El programa destinado a ayuntamientos, juntas administrativas, mancomunidades, cuadrillas, agencias de desarrollo y otras entidades locales tiene como objetivo facilitar la incorporación y la formación de personal técnico de apoyo y una carta de servicios y herramientas para avanzar en la consecución de los objetivos.

Soporte técnico:

Además de la contratación de personal técnico, y la carta de servicios, los ayuntamientos disponen de los siguientes programas de ayudas:

Noticia ofrecida por la SPRI