La empresa vizcaína Sibol triplica su actividad para afrontar la demanda de mascarillas de alta protección ante el Covid-19

Mascarilla ffp3 sibol

Es uno de los protagonistas involuntarios ante el contexto excepcional que vive hoy en día el mundo con la pandemia global del Covid-19. La empresa vizcaína Sibol, la única de España y una de las pocas en Europa que produce las mascarillas de máxima seguridad, ha triplicado su capacidad productiva para afrontar la gran demanda de equipos de protección ante la emergencia sanitaria.

Sibol desarrolla equipos y sistemas de protección de todo tipo, ocular, respiratorio, auditivo, anticalórico, etc. Radicada en Zamudio, con el esfuerzo del equipo y la reorganización interna esta pyme vizcaína ha modificado radicalmente su manera de trabajar para afrontar el contexto actual. Sus turnos de trabajo han pasado de uno único de ocho horas al día a tres turnos y se ha contratado a 14 nuevos trabajadores.

Aún con toda la línea de producción activa las 24 horas del día, en el almacén de 3.000 m2 de la compañía no hay stock de mascarillas, ya que toda la producción sale directamente de la línea de producción a hospitales. Las mascarillas en las que se están centrando son las de máxima seguridad, conocidas como FFP3, que protegen de virus y bacterias, así como de polvo, humo o aerosoles, obstaculizando que el 98% de las partículas se adentren en el sistema respiratorio de quien las lleva.

Tan solo en las farmacias la demanda de mascarillas ha crecido un 20.000%, según datos de la Federación de Distribuidores Farmacéuticos (Fedifar). Sibol ha registrado un incremento exponencial de la demanda de varios países desde las primeras noticias del coronavirus en China y, desde entonces, los pedidos no han cesado. Si bien la empresa registró picos de demanda con otras epidemias como la de la gripe A o el ébola, esta ha superado el volumen de las anteriores, según indican sus responsables, que cuentan ya con una lista de espera que supera los dos meses.

La empresa abrió sus puertas hace 35 años en Zamudio y desde entonces ha desarrollado una amplia cartera de productos de protección respiratoria, ocular, auditiva y anticalórica, posicionándose como la única planta a nivel estatal dedicada a la fabricación de mascarillas autofiltrantes y una de las pocas en Europa dedicadas a este producto. Además del área de producción y de almacenamiento, cuenta con un laboratorio propio para realizar ensayos del amplio catálogo de productos que dispone, todo él orientado a los distintos tipos de protección.

SPRI se suma al llamamiento a seguir las recomendaciones del Departamento de Salud del Gobierno Vasco y de Osakidetza para contener el coronavirus, también en lo referente a la utilización de mascarillas. Más información: https://www.euskadi.eus/nuevo-coronavirus-covid-19/

Noticia ofrecida por la SPRI