Un proyecto busca desarrollar procesos híbridos para componentes metálicos con el objetivo de fomentar la fabricación inteligente

Hoy en día, cada vez más empresas están poniendo el foco en la evolución de las tecnologías de fabricación, que permiten crear componentes multifuncionales más complejos y con propiedades optimizadas. Este desarrollo contribuye a una industria más eficiente, sostenible y competitiva. Cada tecnología de fabricación tiene unas propiedades específicas que cuenta con ventajas y limitaciones, y el proyecto IMAGINE se centra en reducir esas limitaciones.

Este proyecto está dirigido por el Centro de Investigación Metalúrgica Azterlan y cuenta con la participación de los centros tecnológicos Ceit, Lortek y Tekniker (todos miembros de BRTA), el EIPC Research Center, la Fundación CIE I+D+i y las universidades UPV/EHU y Mondragon Unibertsitatea. Este consorcio tiene como objetivo desarrollar soluciones tecnológicas centradas en los componentes metálicos, buscando un valor añadido en los procesos de transformación. Esto se va a llevar a cabo mediante la hibridación de al menos dos tecnologías de transformación. En concreto, el proyecto se va a centrar en cuatro líneas de trabajo donde va a realizarse esa hibridación, y que serán utilizadas en sectores como la automoción, la aeronáutica y el oil&gas, entre otros.

La primera consiste en unir el proceso de fundición y la fabricación aditiva (láser hilo y WAAW), y busca conseguir una mayor flexibilidad para fabricar piezas de gran dimensión. La segunda mezcla el proceso de forja con la fabricación aditiva (LMD y SLM), que tiene como objetivo aumentar la flexibilidad en diseños de piezas diferentes variantes destinadas a componentes críticos del sector aeronáutico. La tercera une el proceso de soldadura láser (LBW) y la embutición y la estampación para fabricar piezas ultraligeras con ‘nervaturas’ interiores o exteriores en T sobre chapas planas. Y la última consiste en unir el proceso de hidrosolidificación, un innovador proceso de fundición, y el proceso de forja para conseguir las propiedades finales exigidas en una pieza de seguridad forjada.

Según declara Isabel Fernández, investigadora de Azterlan y coordinadora del proyecto, “lo que buscamos es mejorar sustancialmente la multifuncionalidad del componente a fabricar, mejorar la flexibilidad del proceso y ahorrar en costes y/o empleo de materiales. Se trata de tecnologías que cuentan con una importante madurez tecnológica, a las que se ha sumado con éxito la fabricación aditiva, en sus diferentes formas”.

El proyecto IMAGINE, Manufacturing for Intelligent Industry, tiene una duración prevista de dos años y está financiado por la SPRI mediante el programa Elkartek.

El Grupo SPRI impulsa la I+D de las empresas vascas con herramientas, activos, ayudas, grupos de trabajo y alianzas con el fin de potenciar la investigación y generar nuevas tecnologías, con programas como Elkartek, Emaitek o Hazitek, cuya información puedes obtener aquí.

Noticia ofrecida por la SPRI